Ojo Seco

OJO SECO/ LIPIVIEW/ LIPIFLOW

El ojo seco aunque habitualmente no es una enfermedad grave, condiciona la calidad de vida de muchísimas personas. Algunas personas no producen suficiente lágrima para mantener el ojo húmedo y confortable.

Síntomas como picor, quemazón, sensación de cuerpo extraño o de sequedad, fatiga visual, sensibilidad elevada ante cualquier irritación y secreción mucosa son los síntomas más comunes de la falta de lágrima. El déficit de lágrima o una composición inadecuada de alguna de sus capas es una contraindicación muy importante para el uso de lentes de contacto.

Generalmente, el ojo seco se produce por un déficit de lágrima (escasa producción o excesiva evaporación) o porque esta es de mala calidad debido a problemas como la disfunción de las glándulas de Meibomio (falta o alteración de los lípidos que componen la lágrima) o la blefaritis (inflamación del párpado).

La detección precoz del ojo seco, mediante controles rutinarios en el oftalmólogo (especialmente en caso de tener alguno de los factores de riesgo), es importante para actuar tempranamente sobre su sintomatología y evitar las consecuencias que la enfermedad puede acarrear. Una vez diagnosticada, también es aconsejable realizar revisiones periódicas (aproximadamente cada 3-6 meses) y las visitas que indique el especialista para aplicar los tratamientos oportunos.

ojo-seco-linares

TECNICAS LIPIFLOW Y LIPIVIEW

El Lipiview y el Lipiflow se utilizan en combinación para evaluar y tratar el ojo seco con disfunción de las glándulas de Meibomio.

El Lipiview es una nueva tecnología de diagnóstivo oftalmológico que se centra en el análisis de la lágrima en su composición, así como en la afectación del ojo por la sequedad ocular. Para ello utilizada interferometría de una luz blanca para medir el groso absoluto de la capa lipídica dela película lagrimal. Además también analiza las características completas del parpadeo del paciente, así como la frecuencia y la integridad de parpadeo. Los resultados de las pruebas ayudan a determinar qué pacientes pueden beneficiarse del tratamiento de las glándulas de Meibomio obstruidas con el masaje pulsante térmico del párpado con el Lipiflow.

El Lipiflow es una tecnología revolucionadora para el tratamiento oftalmológico del ojo seco, mediante la via de la mejora en el síndrome de disfunción de glándulas de Meibomio, una de las principales responsables del ojo seco. Este dispositivo tiene dos componentes, llamados activadores, que deben incluirse en y sobre el párpado para crear una presión pulsante combinada con pulsos de calor. De esta manera se consigue liberar la obstrucción de las glándulas de Meibomio, posibilitando que vuelvan a tener una producción adecuada de contenido lipídico.

Se ha obtenido gracias a diferentes investigaciones que la probabilidad de presentar ojo seco  aumenta unas 12 veces más en usuarios de lentes de contacto, de los cuales el 50% reportan haber experimentado síntomas del ojo seco, al menos ocasionalmente. En este caso, el ojo seco y las alteraciones de la película lagrimal están asociados con la reducción de la agudeza visual y un mayor riesgo de desecación de la superficie ocular, siendo éstas las principales razones de la intolerancia y la interrupción de las lentes de contacto debido a la incomodidad y sequedad que generan.

¿Podemos ayudarte?

Déjanos tus datos y te daremos respuesta lo antes posible.

Abrir chat